Inicia tu negocio mientras eres empleado

Inicia tu negocio mientras eres empleado

abril 5, 2019 0 Por Ninoska

Desde hace poco más de una década ha venido calando en la vida de las personas, tener ingresos extras, yo te digo: inicia tu negocio mientras eres empleado en un trabajo convencional.

Pero si deseas saber cómo iniciar tu propio negocio mientras eres empleado, te motivo a que lo hagas sin miedo y lee también mi post sobre emociones para emprender.

Iniciar tu negocio aunque seas empleado: Estructura educativa

La estructura educativa desde la base familiar, ha sido estudiar, estudiar, estudiar y luego, buscar un buen empleo para poner en práctica lo aprendido en la universidad.

Si bien no es malo, es fundamental caer en cuenta que el mundo ha cambiado y lo sigue haciendo vertiginosamente, y quien no esté preparado para eso, quedará atrapado en el pasado y en la siempre dependencia financiera.

No se puede dar cabida al miedo, así que te exhorto y te digo: no esperes e inicia tu negocio mientras eres empleado, no es un pecado y te conducirá a tu libertad financiera.

Libertad financiera cuando inicias tu propio negocio

La marcada tendencia de lograr la libertad financiera, nos lleva a dedicar horas extras para dar marcha a esa idea de negocio que nos apasiona y a la vez nos generará dinero adicional.

Negocio que administrado con inteligencia puede convertirse en ese capital de constante reinversión para lograr echar a andar nuestro negocio.

Y una vez en marcha ese emprendimiento, es muy posible que necesites dedicar más tiempo, en vista de que los buenos resultados van marcando la pauta y tu completa dedicación será lo que haga crecer o estancar el negocio.

Medir el éxito cuando inicias tu propio negocio

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que, aunque tu negocio tenga éxito y debas renunciar a tu empleo habitual, te convertirás en un auto empleado.

Me refiero a que tu nueva fuente de ingresos te necesita tiempo completo, sólo que ahora serás tu propio jefe, el tiempo lo estableces tú y la rentabilidad se convierte en tu responsabilidad; pero, es tu pasión, tu negocio y tus reglas.

Detecta tu habilidad o pasión

Para iniciar tu negocio mientras eres empleado de otro, debes en principio tener una idea de lo que quieres emprender, puede tratarse de un vender un producto u ofrecer un servicio.

Lo importante es que conozcas del tema, y como se trata de tu pasión, no te aburrirá buscar información al respecto, estudiar, auto capacitarte, sobre todo, investigar la tendencia en el mercado de lo que quieres ofrecer.

Si el resultado de tu investigación de mercado no arroja muy buenos resultados, pues no importa, de seguro tendrás otras ideas o pasiones que sí tengan un buen nicho y con asesorías, sugerencias y una buena estrategia, podrás sacar adelante tu emprendimiento.

Ahorra dinero e inicia tu negocio

Desde que tengas claro que quieres emprender algo paralelamente a tu empleo, replantea tu presupuesto, minimiza o erradica si es posible los gastos innecesarios, ahorra aunque sea el 5% de tu salario para destinarlo a la inversión inicial que necesitarás.

Al cabo de unos meses tendrás dinero para disponer. Una opción para incrementar ese ahorro, puede ser trabajar un día de tu día libre en otro lugar.

Podrías vender postres, ropa, accesorios, almuerzos en tu trabajo, en fin, lo que sea necesario y quieras hacer en pro de reunir más rápido dinero para tu negocio.

Organiza tu tiempo e investiga

Una vez que tengas claro lo que deseas emprender, organiza tu tiempo, es decir, en tu tiempo libre del trabajo, las horas de descanso, en tu casa, los días libres.

la idea es buscar esa información de la te hablé anteriormente, en libros, en la web, consulta blogs, busca master clases gratuitas para empezar y que no tengas que invertir dinero.

Existe una infinidad de fuentes en la web que te pueden ayudar a canalizar e ir dando forma a lo que deseas y estar seguro de lo que harás, para lograrlo, vamos! inicia tu negocio. NO dejaré de motivarte.

Crea un plan de acción

Fíjate que cuando decidiste que querías emprender, iniciaste un plan de ahorro y buscaste información del mercado, arrancaste un plan de acción.

Ahora, establece fechas para las demás acciones, por ejemplo, cuándo empezarás a buscar proveedores, costos, establece reuniones con los familiares a quienes involucrarás, o si eres sola, concreta cita con algún asesor.

Una vez que tengas una cantidad de dinero disponible y hayas cotizado en varios lugares, comienza a adquirir lo que necesitas, indudablemente, haz compras al mayor para optimizar tus recursos.

Ejecuta

Con los implementos en la mano, las herramientas o recursos ya adquiridos, ejecuta. Haz tu primer producto, tu primer servicio, o tu primera venta, dependiendo de lo que trate tu emprendimiento.

Asegúrate de ofrecer un servicio o producto de calidad, ya que de eso dependerá tu éxito. Da lo que ofreces, si es más mejor, pero menos jamás.

Anímate e inicia tu negocio. No te arrepentirás.

Medidas correctivas

Iniciado tu negocio u ofrecido tu servicio, pide opiniones de tus clientes, escucha sugerencias y capta lo que te pide el cliente, de esta manera podrás corregir a tiempo y no dar cabida a una baja en la demanda de tu negocio.

El mayor secreto del éxito en las ventas, es dar lo que el cliente necesita, porque estás cubriendo una carencia.

Evalúa y toma una decisión

Transcurridas las semanas, debes ir evaluando el comportamiento de tu crecimiento, eso determinará si tu negocio requiere más de ti…y si ganas más que en tu empleo y lo que ofreces va en aumento de demanda.

Es hora de ir pensando dónde quieres estar y si cumplirás tus sueños o el de los demás, como diría Steve Jobs, empresario y magnate del sector informático, cofundador y presidente de Apple.